Un Agujero

3 Comments
  • Mª Luisa
    Posted at 23:23h, 30 junio Responder

    Los mordiscos de vacío son deliciosamente amargos.

    Son la escusa perfecta para resurgir del dolor más profundo del alma para llenarlo de un pensamiento nuevo.

  • Anónimo
    Posted at 14:38h, 01 julio Responder

    ¿Y dónde necesita ir el vacío para hacerse notar? ¿qué se oye cuando es el vacío el que grita?

    ¿hacia dónde mira el vacío?
    ¿con qué se llena el vacío?
    ¿con qué brazos… abraza el vacío?

    Falta algo, falta algo que llene el vacío.

  • Mª Luisa
    Posted at 12:49h, 12 julio Responder

    El vacío se agarra a nosotros, ahí es donde va.

    En el, se oye nuestra propia voz de deseo suplicando ser atendida.

    El mira donde no somos capaces de mirar en ese momento.

    Se llena con nuestros deseos más puros.

    Los brazos del vacío son nuestros brazos cuando engarrotados, no pueden extenderse para abrazar lo que queremos en la vida.

Post A Reply to Mª Luisa Cancel Reply